Análisis Crítico de ¨La Moral Social y la Moral Sexual,¨por Carmen Santiago Méndez

¨La Moral Social y la Moral Sexual¨

Jean Yves Calvez

Revista Latinoamericana de Teología

Núm. 378

2003

Relación entre el artículo y la dignidad del ser humano:

Este artículo guarda relación con el curso ya que moral es un pilar importante en la dignidad del ser humano. La sexualidad es un don maravilloso de Dios a la humanidad. Por ende debe ser tratado con respeto ya que trae consigo otras connotaciones. Entiendo que este tema esta relacionado con la libertad vs libertinaje debido a que en la sociedad actual no se esta midiendo el grado se sexualidad dentro de lo que la Iglesia y la sociedad establece. El sexo debe ser solo para hombres y mujeres con el fin de procrear en el matrimonio. El comportamiento sexual humano no se suele adaptar bien a las exigencias impuestas por las sociedades o religiones, siendo el sexo prematrimonial, la monogamia en serie, el adulterio, el comportamiento homosexual, bisexual y otro tipos de trastornos del sexo mucho más comunes de lo que las sociedades están dispuestas a reconocer.

Fuentes principales que utiliza el autor:

El autor utilizó fuentes como el Catecismo de la Iglesia Católica que afirma a propósito de la moral social (n° 2423): “La doctrina social de la Iglesia propone principios de reflexión, extrae criterios de juicio, da orientaciones para la acción”. Además la Instrucción de la Congregación para la doctrina de la fe de 1986 sobre “Libertad cristiana y liberación”, al comienzo del capítulo titulado “La doctrina social de la Iglesia: por una praxis cristiana de liberación” (n° 72). Y en la Octogesima adveniens, la carta de Pablo VI en el octogésimo aniversario de la Rerum novarum, encíclica Sollicitudo rei socialis (1987) que, “con su doctrina social, intenta la Iglesia guiar a los hombres para que, apoyados en la reflexión racional y las ciencias humanas, respondan a su vocación de constructores responsables de la sociedad terrestre. El Sínodo de los obispos de 1971 distingue en su documento su misión comporta la defensa y la promoción de la dignidad y de los derechos fundamentales de la persona humana, pero que no ha de proporcionar “soluciones concretas de orden social, político o económico”, y los “miembros de la Iglesia en cuanto miembros de la sociedad civil”:

Marco de referencia o perspectiva del teórico del autor:

El autor asume una postura de católico conservador ya que expuso su investigación a base de escritos de la Iglesia Católica no utilizó otras fuentes liberales. Su postura es muy positiva y realista ya que a través de la palabra de Dios expone los comportamientos de la Iglesia ante la moral social y sexual en la sociedad. El autor indica en su investigación los factores que estable la Iglesia en cuanto al tema y la realidad de la actualidad y como los seres humanos reaccionan ante la misma.

Resumen breve de los planteamientos del autor:

En este artículo investigo como aborda la Iglesia a la moral social y sexual. La intención es señalar que la moral social católica es adaptable, que se ha de adaptar y que en ello intervienen, a niveles distintos, una pluralidad de elementos. Aquí también hay que subrayar varios términos, está vez respecto a los roles del magisterio y de cada creyente: mediante su aportación propia, la Iglesia puede “guiar”; cada uno por su parte, ha de “responder”, sirviéndose de lo que recibe de la Iglesia y, al mismo tiempo, de otras luces más permanentes. La Iglesia ayuda a los hombres, pero subraya, al mismo tiempo, su responsabilidad de “constructores responsables de la sociedad”. El autor plantea en cuanto a ética sexual se refiere la Iglesia se opone a que la esposa tenga un hijo por donante de esperma o fecundación artificial homologa o in Vitro estas están contrarias a la procreación conyugal. Esto podría parecer una gradación. Si un medio técnico facilita “el acto natural”, es lícito. “Cuando, por el contrario, la intervención sustituye al acto conyugal, es moralmente ilícito”. Otra fórmula del mismo estilo (a la que no cabe negar todo el valor): “El médico está al servicio de las personas y de la procreación humana: no tiene el poder de disponer de ellas ni de decidir sobre ellas”. Añade la masturbación, parejas del mismo sexo a estas ya que no esta determinado dentro de los paramentos de la Iglesia como una decisión moral. El autor refiere que resulta difícil dar con una razón que justifique una diferencia fundamental de tratamiento entre la moral social y la moral sexual. Es de desear una mayor unidad en la manera de abordar la problemática de ambos sectores de la moral. Y en este supuesto, es de esperar sobre todo una más franca adaptación a la moral sexual de varias distinciones empleadas en la moral social: entre “principio” y “aplicación”; entre “valores” y “soluciones concretas”; entre “principios, criterios, orientaciones”, por una parte y “situaciones históricas”, “modelos concretos” por otra; entre “principios”, por una parte, y, por otra, “juicios prudenciales”, “sugerencias”, “invitaciones dirigidas a cada uno para que él se interrogue sobre su propia práctica”.

Fortalezas del artículo:

El mismo fue escrito de forma concisa, clara, lógica bien fundamentado mostró evidencia de escritos de la Iglesia y su impacto a favor y en contra en el tema. Su justificación muestra como moral social y sexual van de la mano de Dios a los seres humanos. Para que estos la lleven a cado de acuerdo a su mandato.

Debilidades:

Entiendo que una de las debilidades de este artículo es que no utilizó versículos de la Biblia ya que la misma tiene muchos versículos relacionados al amor, matrimonio, unidad conyugal, entre otros. Hubiera sido excelente que hubiera comparado con otros escritos no cristianos para ver las diferencias en la forma de pensar de otros textos. A su vez no ofrece soluciones para manejar esta problemática.

Opinión:

La moral social y sexual son dos áreas importantes en le crecimiento del ser humano. Me convenció este artículo ya que el autor se enfoco en el mismo desde una perspectiva religiosa centrado en el comportamiento y deberes de los seres humanos dentro de una sociedad con base cristiana. El sexo es uno de los factores de la vida más celebrados desde la aparición de la especie humana sobre el planeta, y a la vez, uno de los más utilizados para configurar el orden social. Es el poder máximo que conocen los primeros pobladores, porque es el poder de crear y difundir vida. Lamentablemente con el pasar e los años la promoción que se la ha dado no es la adecuada por ende la Iglesia constantemente se enfoca en analizar esta problemática dado a los cambios, necesidades y nuevas tendencias que se introducen en la sociedad cambiando el contexto de educación en cuanto a moral y sexo se refiere.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: