Critique de: “Liberación Cristiana y Dignidad Humana,” por Dely J. Cruz Acevedo

Autor: José Bullón Hernández

2003

Revista: Moralia (Volumen XXVI, núm. 100)

El artículo Liberación cristiana y dignidad humana, como bien expresa su título, presenta una síntesis basada en argumentos bíblicos y teológicos, acerca de la dignidad humana. Discute las implicaciones y compromisos por la que toda persona debe responsabilizarse para defender la dignidad, una vez acepte y confiese que Dios es el Padre de todos. Además, afirma que la iglesia debe intervenir en aspectos humanos ya sea de índole espiritual, cultural, u otros, para defender la dignidad de la persona, y cómo lo cristiano es y debería ser una verdad liberadora en la defensa de la dignidad humana.

Sin duda alguna, el tener conocimiento sobre alguna violación, de derechos humanos por ejemplo, y el no defender a la persona oprimida de cualquier forma, es una violación a la dignidad humana. Más aun se intensifica la opresión y destrucción de la dignidad de una persona, cuando la iglesia no interviene en asuntos relacionados, a pesar de tener conocimiento y evidencia de los hechos. Dicho sea de paso, este último punto, provoca incógnitas respecto a la defensa de la dignidad humana, como las que se mencionan a continuación. Siendo la incapacidad de asumir las responsabilidades fundamentales del matrimonio, una las causas justificadas para la anulación matrimonial, ¿por qué no consideran la infidelidad o el adulterio bajo todas sus vertientes dentro de esta categoría? Además, ¿por qué si el deber de la iglesia es velar por la dignidad de todos, permiten por ejemplo, abuso sexual contra niños y peor aún, contra los mismos monaguillos? Realmente es más cuestionable, cuando la institución eclesiástica encubre a los culpables, para no perder la imagen frente a los feligreses. Precisamente, el autor de este artículo explica el deber de la iglesia para con la dignidad del ser humano, como parte de los objetivos de dicho estudio.

Bullón Hernández, utiliza diversas fuentes para sustentar su posición ante la dignidad humana. Además de varios libros y versículos de la biblia, utiliza conferencias, encíclicas, sínodos, discursos y cita teólogos. Por ejemplo, para sustentar su posición a favor de la liberación de las personas y de la iglesia, el autor hace referencia a la Conferencia de Medellín, cita parte del Sínodo de los Obispos (La Justicia en el mundo) del año 1971, además de aplicar citas de los Evangelios, Hechos, Cartas Apostólicas, Nuevo y Viejo Testamento.

Mediante la recopilación de la información de las fuentes antes mencionadas, el autor realiza una investigación exhaustiva acerca del compromiso de la iglesia para con la liberación del ser humano con el fin de recuperar su dignidad. Del Sínodo de la Justicia, cita que no solamente la iglesia debe llevar el mensaje de justicia, sino que debe aplicarla para el mundo entero. Con el apoyo de la biblia, relata hechos que demuestran el ejemplo de Jesús en su lucha contra la esclavitud humana y en su búsqueda por el reconocimiento, promoción y amor universal. Por esta razón, al autor seleccionar lo mejor de cada fuente utilizada como referencia en su artículo para recalcar el apoyo de iglesia hacia la dignidad humana, se identifica con una perspectiva teológica tomista.

La relación principal entre el autor José Bullón Hernández y la perspectiva de Santo Tomas de Aquino, es que ambos tienden a ser eclécticos. Estos tienden a seleccionar lo mejor de distintos autores, (como Tomas hizo con los ideales de Aristóteles, Platón y Sócrates), así mismo hizo Bullón, al realizar una síntesis de lo que entendía prudente de varios autores y bases teóricas. Su misión principal es llevar la verdad al mundo y no meramente decir y/o repetir puntos de vista o teorías de autores. Ambos son analíticos y procuran eliminar falsedades, por lo que a Bullón no se le puede clasificar como calvinista, protestante, o un católico liberal. Sí, se podría considerar un poco conservador por sus referencias utilizadas en el artículo, ya que se basa solo en fuentes tradicionales de la iglesia y no autores o posiciones un poco más cuestionables, como las del teólogo católico Leonardo Buff.

Precisamente, la posición de Bullón en este artículo, es a favor de la liberación del pecado del hombre y a la conservación de la dignidad de la persona humana. Se opone a todo tipo de conculcación hacia la violación de los derechos humanos a nivel individual, político, religioso y social. Reconociendo que la dignidad del ser humano proviene de haber sido creado semejante a Dios con libertad y capacidad para elegir, su posición principal es que “la iglesia necesariamente ha de ponerse a favor y defender la dignidad de todo ser humano en cualquier parte del mundo”, aceptando su misión evangelizadora para con la justicia, así como nos lo anuncia el evangelio.

Como parte de sus planteamientos en el artículo Liberación cristiana y dignidad humana, el autor utiliza como introducción, una síntesis sobre lo que es la dignidad humana, explicándonos que esta proviene de la intervención de Dios en la creación y la redención ya que proviene de la semejanza con Dios, por nuestra capacidad de elegir y por estar destinados al encuentro total y pleno con Dios. Continúa justificación su posición a favor de la liberación, en áreas en la biblia donde demuestra que Dios a través de Jesús, guía a los hombres hacia el respeto de la libertad y a la obtención de su dignidad comprometiéndose a una entrega amorosa al servicio de los demás.

Dentro de los planteamientos, Bullón establece tres puntos básicos: “De parte del hombre y su promoción”, “Potenciar la vida comunitaria” y “La verdadera liberación en la trascendencia”. En el primer punto se discute la forma en que Cristo liberó el hombre del egoísmo, pecado, esclavitud, ignorancia e incluso de la muerte, recobrando así la dignidad del hombre. Al hablarnos sobre la vida comunitaria, enfatiza la liberación cristiana que trae consigo la vida con amor y en comunión, dejando atrás el individualismo y logrando (con la ayuda de la Iglesia), la vida en sociedad para potenciar el desarrollo de la dignidad humana. Por último, el autor plantea la importancia de desligarse y de saber diferenciar entre el verdadero significado de la dignidad humana. Aunque acepta que el aspecto material ayuda e influye a una vida digna, reconoce que también esclaviza al hombre y obstaculiza la promoción de su propio ser y la reflexión en su interior.

A través de sus planteamientos, el autor hace una cubertura bastante amplia acerca del tema principal. Sigue una secuencia lógica para exponer y explicar los puntos clave del artículo y expresa su posición y pensamiento de manera congruente y clara. Sin embargo, considero que abarcó demasiado en evidencia religiosa y no incluyó leyes, ejemplos actuales, para reforzar y abarcar aun más el tema de la dignidad humana. Además, en cada subtema planteado en el artículo, enfatizaba demasiado acerca del deber de la iglesia ante la liberación del hombre y en su responsabilidad en defender la dignidad del ser humano.

A pesar de las debilidades del artículo como cualquier otro, el autor logró convencerme acerca de la responsabilidad de la iglesia en respetar la dignidad de todo ser humano en todo lugar, sin discriminación ante raza, color, nacionalidad, creyentes o no creyente. Es un tema que a pesar de resaltar la objetividad de la iglesia ante el mundo, podría por otro lado desarrollar inquietudes y dudas por las injusticias que se cometieron y que lamentablemente siguen ocurriendo en la historia, de parte de la iglesia. Sin embargo, es responsabilidad de todo lector mantenerse firme en sus creencias cristianas y esclarecer toda confusión. Pero, ¿la intervención de la iglesia en los problemas sociales, no representa una posición de poder y control ante la sociedad, o demuestra su deber ante la evangelización de la libertad del ser humano? Incógnitas como estas, podrían surgir al momento de leer artículos como este, pero la diferencia entre un lector firme en sus creencias religiosas y otro con debilidades, es el saber discernir entre lo correcto. En mi opinión, el autor sí logró convencerme con su tesis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: