Analysis Crítico: “¿Sigue vigente la doctrina social de la Iglesia?” por Marilyn Núñez Pérez

 

¿Sigue vigente la doctrina social de la Iglesia?”

Por: Marilyn Núñez Pérez

3 de febrero de 2008

Autor: Rafael María Sanz de Diego

Año de Publicación: enero 2007

Revista Profesional de Teología: Razón y fe

Tomo 255, número 1.299

La relación entre el artículo y la Doctrina Social de la Iglesia está en el

análisis exhaustivo que hace el autor donde se adentra a las Encíclicas del Papa

Juan Pablo II, para explicarnos los factores que impulsaron la Doctrina Social de

la Iglesia, la cual comenzó en la década de los sesenta del siglo XX. Nos dice

que en esa época aumenta significativamente los documentos escritos por el

Papa Juan Pablo II, donde se incluyen documentos conciliares de índole social.

Ya para ese tiempo, tanto Cristianos, como los no Cristiano, escuchaban con

atención las tomas de posturas eclesiales que inspiraban los puntos de vista, las

actitudes y las intervenciones particulares. Además se le da un carácter

fuertemente global al tema de la Doctrina Social de la Iglesia, ya que se puso en

contacto con los grandes conceptos teológicos, que es parte esencial del

mensaje de la Iglesia y de la nueva evangelización donde se ha podido hablar

con justicia sobre evangelio social y recuperación.

El marco de referencia del autor es de perspectiva teológica.

Las fuentes principales que utiliza el autor son Documentos del Vaticano II y

Encíclicas.

La posición principal del autor es ver si todavía sigue vigente la Doctrina

Social de la Iglesia ya que haciendo un recorrido por temas como la Teología de

la Liberación y la desarticulación de la Acción Católica especializada; utiliza

como base varias Encíclicas como : Populorum Progressio, Centesimus Annus,

Laborem Exercens y Sollicitudo Rei Socialis entre otras. También enmarca y

quiere dar sentido a una enseñanza larga en el tiempo; densa y matizada en sus

contenidos, y con interpretaciones variadas, que a su vez resultan interesantes y

fascinantes al lector que desconoce del tema de la Doctrina Social de la Iglesia.

Haciendo un breve resumen del autor encontramos que una de las

características del anterior pontificado, fue el impulso que Juan Pablo II le dio a

la Doctrina Social de la Iglesia, quien cuantitativamente ha enriquecido con más

documentos que cualquiera de sus predecesores llevando discursos y mensajes

de temas relacionados a la Doctrina Social de la Iglesia, sus discursos en la ONU

y la Carta de Derechos de las Familias. El autor, también expresa, que hubieron

cuatro factores que fueron decisivos. (1) La duda respecto a la solidez de las

afirmaciones de la Doctrina Social de la Iglesia en comparación con otras

enseñanzas eclesiales. Aquí el Concilio fue más sensible a la crítica y prefirió no

hablar de doctrina, sino, más bien, de “principios de justicia y equidad derivados

de la recta razón”. (2) La crítica a la Doctrina Social de la Iglesia por parte de

algunos exponentes de la Teología de la Liberación. Clodovis Boff reconocía que

la Doctrina Social de la Iglesia estaba mejor fundada que las propuesta liberal y

marxista, le achacaba falta de garra renovadora. (3) La contestación al

Magisterio eclesiástico a raíz de la Humanae Vital. La escasa recepción de ésta

encíclica se extendió al Magisterio en general y dejaron de recibirse

positivamente sus enseñanzas. (4) El respeto exquisito de Pablo VI por la

conciencia del cristiano. Pensó que no era su misión dar una respuesta única a

problemas tan distintos, por eso concluía más tarde, que una misma fe podía

llevar compromisos diferentes.

El hundimiento del marxismo en Europa llevó a Juan Pablo II a la

convicción de la Doctrina Social de la Iglesia debía retomar el relevo de una

ideología, así lo expresa en Centesimus Annus, donde denuncia también, su

postura ante la Teología de la Liberación.

J. Ratzinger colocaba a la Teología de la Liberación como una corriente

dentro de la Doctrina Social de la Iglesia, pero en un segundo momento potenció

y dinamizó la Doctrina Social de la Iglesia.

Pablo VI presenta el ideal cristiano como una propuesta que supera los

límites de la razón y de la lógica económica, dice que en nuestra época tenemos

obligaciones nuevas, porque tenemos mayores posibilidades, al tener más

posibilidades tenemos mayores obligaciones.

La fortaleza del artículo lo es el uso de encíclicas para evidenciar su tesis y la

forma de uso de vocabulario que facilita el entendimiento de la lectura.

La debilidad al artículo está en que no tomó en consideración en usar también

como referencia la Biblia para poder sostener verazmente todo lo que fue su

artículo.

El autor logró convencerme de su tesis, ya que todo lo que expuso en el

artículo estaba sostenido en las encíclicas escritas y no dudo en presentar el

tema de una manera interesante cautivando mi interés por entender la misma. A

la misma vez, es consecuente con su tema ya que no impone solamente su

punto de vista, sino que te lleva a pensar y analizar el artículo de una manera

inteligente, para que sea usted el que conteste si realmente sigue vigente la

Doctrina Social de la Iglesia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: