Critique de: “Humanizar el mundo con los mayores,” Por Harold García

1. Titulo del Artículo

“Humanizar el mundo con los mayores”

2. Autor

Juan Pablo II

3. Año

2002

4. Titulo de la Revista Profesional de Teología

Ecclesia

5. Volumen y Número

Num. 3.097

6. ¿Cuál es la relación entre el articulo y la Dignidad Humana?

Como el envejecimiento atañe a la humanidad entera y debe ser enfrentada de una manera global y, particularmente, integrada en la compleja problemática del desarrollo.

7. ¿Cuál es el marco de referencia o perspectiva teológico del autor? P.j. tomista,

protestante, Católico conservador, o liberal, calvinista, etc.

El marco de referencia es Católico conservador, ya que nos habla de los problemas sociales por los cuáles pasan los ancianos.

8. ¿Cuáles son las fuentes principales que utiliza el autor? Sagradas Escrituras,

Documentos del Vaticano II, Encíclica, teólogo, conferencia, etc.

La única fuente utilizada es la Biblia.

9. ¿Cuál es la posición principal del autor?

Como la humanidad debe afrontar responsablemente el desafió de construir “una sociedad para todas las edades”.

10. Haga un resumen breve de los planteamientos del autor.

El Papa Juan Pablo II se dirigió en la II Asamblea Mundial sobre el Envejecimiento. De las iniciativas que la ONU ha presentado una de las más laudables ha sido el Año internacional de las Personas Ancianas, celebrado en el 1999, en la cuál el Papa presento una carta dirigida a los ancianos, de los que se siente cercano no sólo por lo pastoral, sino también por compartir personalmente su condición. En esta ocasión, la Iglesia católica ha renovado la atención que siempre ha demostrado con esta causa. Para garantizar la duración de las personas que están envejeciendo y su calidad de vida, no debemos dejarnos llevar por criterios económicos solamente, sino debemos inspirarnos más bien en sólidos principios morales. Debemos considerar al anciano en su dignidad de persona, dignidad que no pasa con el pasar de los años. Esto solo puede pasar en una sociedad que sea capaz de superar los estereotipos sociales. Cuando falta esta visión, se margina al anciano y se le relegue a una soledad comparada a una muerte social. Los recursos deben estar distribuidos equitativamente, de modo que todos los ciudadanos, y también los ancianos, puedan beneficiarse de estos. La pobreza, causa víctimas en los sectores más frágiles de la población, entre ellos el de los ancianos. Los ancianos no deben ser considerados como un peso para la sociedad, sino como un recurso que puede contribuir a su bienestar, ya que pueden brindar sus experiencias, conocimientos y sabiduría. Ellos nos pueden dar testimonio de los valores humanos y culturales, morales y sociales.

La ancianidad se debe ver de una manera positiva y con el propósito de desarrollar las posibilidades, no eludir ni ocultar las dificultades y el final de la vida humana. La Biblia dice, “todavía en la vejez producen fruto” (Sal 92, 15), en la tercera edad en la vida, la persona es vulnerable y víctima de la fragilidad humana. Las apariciones de las enfermedades crónicas, hacen recordarle al anciano el momento final de la vida. En estos momentos deben ser atendidos no solo por la ciencia, sino que deben estar acompañados por el amor, para que así no lleguen a sentirse inútiles y deseen la muerte. Debemos reflexionar sobre la ancianidad, por tanto debemos tomar en consideración a la persona humana, ya que desde el nacimiento hasta su ocaso, es don de Dios, y esforzarse para que cada momento de su vida sea vivido con dignidad y plenitud.

11. ¿Cuáles son las fortalezas del artículo?

El autor abundo suficiente sobre el tema, y demostró conocimiento sobre el mismo, lo cuál me ayudo a entender el artículo.

12. ¿Cuáles son las debilidades del artículo?

El autor no utiliza muchas referencias y citas.

13. ¿El autor logró convencerte de su tesis o no y porqué?

Logró convencerme, ya que este tema nos afecta a todos y la manera en que él lo plantea le llega a uno bastante. Todos algún día llegaremos a ser ancianos y nos gustaría que nos trataran con amor y respeto. Nosotros debemos cuidarlos y amarlos ya que sin ellos nosotros no estuviéramos aquí. Todos ellos fueron jóvenes, y nosotros los jóvenes deberíamos estar orgullosos si Dios nos da la dicha de llegar a la ancianidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: