Critique de “La vida consagrada como protagonista de la Caridad”Por: Sheilla M. Echevarría Acevedo

I. Título: El artículo: “La vida consagrada como protagonista de la Caridad”

II. Autor: German Sánchez Griese

III. Año: 2006

IV. Título de la revista: Ecclesia

V. Volumen y número: XX, n. 1, 2006

VI. Relación entre el artículo y la dignidad del ser humano: Cuando el ser humano se enfrenta a las adversidades que el mundo impone, es necesario dignificarse de alguna manera. Consagrar la vida al misterio de la caridad es dejar de ser uno mismo y darse por completo a los demás como Cristo se dio al mundo. Por lo tanto, la caridad dignifica pues nos hace más humildes, cercanos a la realidad, conocedores de las causas de los demás y representantes del amor de Cristo en la Tierra, pues a través de la caridad se cumplen varios de los preceptos de la Iglesia que es Cristo mismo, cabe destacar el mandamiento de “Ama a tu prójimo como a ti mismo”.

VII. Marco de referencia o perspectiva teológica: El autor posee como perspectiva teológica fundamentalmente el pensamiento católico conservador. Ello debido primeramente a que su discusión a cerca de la vida consagrada como protagonista de la caridad es basada en una encíclica escrita por el Papa Benedicto XVI y luego a través de todo su artículo va citando diversos textos bíblicos, documentos de la iglesia y autores religiosos para defender su tesis.

VIII. Las fuentes principales que utiliza el autor para realizar su análisis acerca de la caridad cristiana son los siguientes: Primera Carta Encíclica de Benedicto XVI, María Teresa de Calcuta, Concilio Vaticano II, Sagradas Escrituras entre otros documentos de la Iglesia.

IX. Posición principal del autor: Sánchez en su artículo establece claramente su posición la vida consagrada como protagonista de la caridad. Afirma que la caridad a pesar de ser un misterio es una experiencia que transforma al ser humano de una manera positiva. Ve la vida caridad como un acto casi exclusivo de aquellos que dedican su vida a la vida religiosa.

X. Resumen: Sánchez aprovecha el primer año de la primera Carta Encíclica de Benedicto XVI para hablar sobre la importancia de la caridad en la vida cristiana. Fundamentalmente a través de todo el artículo el autor plantea y hace referencia a las características fundamentales de la vida consagrada como protagonista de la caridad. Sánchez comienza haciendo referencia a parte de la Primera Carta Encíclica de Benedicto XVI. Más adelante describe la forma del ejercicio de la caridad, que según el autor se basa en tres hechos sustanciales que son: carácter sobrenatural del ejercicio de la caridad, carácter de inmediatez del ejercicio de la caridad y carácter de gratuidad. Ya en la segunda parte del artículo, Sánchez destaca quiénes son los responsables de llevar a cabo el ejercicio de la caridad. Luego se hace referencia a cuál es la forma del ejercicio de la caridad hasta llegar a las conclusiones.

XI. Fortalezas del artículo: Se pueden destacar entre las fortalezas del artículo su clara expresión escrita, fácil de leer y entender, vocabulario claro, ordenación lógica de las ideas. El autor sustenta sus argumentos haciendo uso de diversas referencias que ayudan a entender de manera rápida el mensaje que desea expresar.

XII. Debilidades del artículo: A pesar de que el artículo hace referencia a la consagración de la vida como protagonista de la caridad, obra que debe ser efectuada por todos aquellos que creen con fervor en las enseñanzas de Cristo en su amor hacia los demás, hace un claro planteamiento el autor que deja interrogantes en la mente de aquel que lo lee. Me refiero a que Sánchez en su artículo da a entender que la caridad debe ser exclusiva de aquellos que se encuentran en seminarios o que consagran su vida a la vida eclesiástica. Entiendo que la caridad debe ser practicada por todo aquel, independientemente de su condición, que se sienta destinado y preparado para ejercer el don de la caridad.

XIII. ¿El autor logró convencerte de su tesis o no? ¿Porqué? Sánchez logra convencerme con su tesis. Ello debido a que nos invita a ver la vida en todo su esplendor, a dejar de un lado los factores negativos, dándonos razones para involucrarnos en la dignificación del hermano y la nuestra propia por medio de la caridad. El autor con sus argumentos nos ayuda a entender la labor de la Iglesia y de aquellos que pertenecen a la misma. Sánchez es alentador, pues con sus palabras brinda un aliento de esperanza para aquellos que la necesitan, ¿y quiénes necesitan esperanza?, tanto aquellos que carecen de los dones materiales y espirituales como aquellos que se encargan de menguarlos a través de la caridad, pues los últimos con sus obras alimentan la esperaza de un mundo mejor, consagrado a las enseñanzas de un Cristo viviente entre nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: