Crítique – Carmen B. Mercado Medina

“El derecho a las puertas de la eutanasia”

F. Javier Elizari

2002

Moralia

Volumen XXV #  94-95

            El titulo de este artículo visualiza la eutanasia como una salida que la persona busca para acabar con ese sufrimiento que le aqueja. Relacionado a lo que es la dignidad humana, la eutanasia no valoriza ni respeta la vida misma.  Según la Declaración  Universal de Derechos Humanos todo individuo tiene derecho a la vida y a no ser sometido a torturas ni a penas. Adicional a esto uno de los diez mandamientos de la Biblia dice  no matarás. Si analizamos la eutanasia y el suicidio asistido con lo antes expuesto entonces no se encuentran entrelazadas con lo que es la dignidad humana.  Más bien van contra la naturaleza del ser humano.

Con el propósito de llamar la atención y confundir  al lector el autor tiene una posición de hacer énfasis en una expresión del Papa Juan Pablo II que dice así, “paradójicamente la muerte dulce propia o ajena puede aparecer como lógica y humana”. Ilustra que indirectamente el Papa aplaude lo que es la eutanasia y como la sociedad utiliza métodos no directos para que este proceso se logre. Por lo antes expuesto podemos indicar que el autor tiene una perspectiva liberal sobre lo que a eutanasia se refiere. El mismo se rige más por la ciencia  que por el aspecto teológico.

El artículo nos  presenta  precedentes jurídicos y leyes que han logrado los países bajos para despenalizar la eutanasia y el suicidio asistido. Estas iniciativas jurídicas promueven la utilización de la eutanasia y el suicidio asistido. Esto con el fin de poner fin a la vida de un paciente para que no sufra, por medio de fármacos, reconocer valor legal a los pacientes que se niegan a prolongar su vida por soporte vital y la de valorar la petición del paciente en solicitar anticipadamente su deseo de no pasar por el proceso de prolongar su vida  en el momento en que se vea incapacitado para tomar decisiones.

Define  que  suicidio asistido es cuando un enfermo se quita la vida mediante fármacos por prescripción médica y que este los solicita con ese fin. En cambio la  eutanasia es ponerle fin a la vida de una persona para evitarle sufrimientos. El autor las pone separadas pero no detalla las diferencias entre ambas.

Relacionado a las leyes que tratan de legalizar la eutanasia y el suicidio asistido el autor solo se limita a mencionar al país de Holanda y mencionar esporádicamente la intervención de otros países. Del 90 hasta el año 2002 hubo un movimiento a favor de la despenalización de la eutanasia y el suicidio asistido. En la misma el autor muestra superficialmente los logros obtenidos por los países de Holanda, Oregon, Bélgica y Luxemburgo. Adicional los países que no  lograron cambios como Reino Unido, Unión Europea, Washington, California y Australia.

En Holanda el procedimiento para realizar la  eutanasia en los tribunales se justificaba siempre que el médico actuara por un estado de necesidad. El Ministerio de Justicia y el Colegio de médicos para que los casos no fueran procesados criminalmente, la eutanasia se realizaría mediante las siguientes condiciones: el paciente tuviese una enfermedad incurable, petición voluntaria y reiterada, sufrimiento insoportable y la consulta por escrito de otro médico en la cual emita sus recomendaciones por escrito. Según el artículo el 1 de junio del 94 una ley (no especifica cual)  explica que no se hará un certificado de disfunción si la  persona no murió por muerte natural sino inducida por la eutanasia. En estos casos se notifica al forense el cual notificara por escrito que se cumplieron con las disposiciones presentadas anteriormente.

Otro dato importante es que  bajo el Código Penal no aparece lo que es Eutanasia pero si el término poner fin a la vida. Ahora, menciona que si se lleva a cabo la eutanasia involuntariamente (sin el consentimiento) de la persona se considera un homicidio. Así mismo cuando realizan un suicidio asistido. Ambos métodos bajo este código debe de regirse bajo unas condiciones. El autor no especifica dichas condiciones.

Según el autor, la Ley holandesa especifica que si existe sufrimiento por parte del paciente  cuya edad fluctúa entre los 12  a 16 años el  menor puede tomar la decisión de la eutanasia con el consentimiento de  los  familiares. En caso que la edad sea de 16 a 18 años se le requiere una petición voluntaria y los padres no determinan la decisión de ese joven. Entonces, ¿Cómo sabemos que ese niño o joven tiene la madurez y el estado emocional adecuado para tomar esa decisión?

Mencionando las fortalezas del artículo, el autor  hace un recuento de las leyes aprobadas y no aprobadas como referencia y formato explicativo. Describen de forma superficial  la muestra impactada, género utilizado y proceso  impuesto en el cual obtuvieron el porcentaje de personas que aceptan o rechazan la eutanasia y el homicidio asistido.

Al terminar de leer el artículo me invadió cierta duda y a la vez temor de lo que un familiar, médico o la misma persona puedan decidir en el caso de terminar con una vida. Este tema hay que tomarlo muy cuidadosamente ya que se presta para aprovecharse de un ser humano que en ese momento este pasando por un proceso difícil. En el cual su estado emocional, físico y psicológico no se encuentre en las mejores condiciones. En estos casos estas personas son muy susceptibles a tomar decisiones que no tienen retroceso. Señalamos que esto hay que analizarlo y evaluarlo detenidamente ya que si se despenaliza como esto afectaría al individuo, la familia, la comunidad, la Iglesia y a nuestro bien común. ¿Estaremos preparados para eso? En realidad no lo sabemos. Todavía falta mucho por recorrer.

Una respuesta to “Crítique – Carmen B. Mercado Medina”

  1. ilca Says:

    Muy buena la crítica del artículo……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: