CATOLICOS Y MENONITAS: LLAMADOS A SER PACIFICADORES

CIUDAD DEL VATICANO, 19 OCT 2007 (VIS).-Benedicto XVI recibió hoy en el Vaticano a una delegación de la “Conferencia Menonita Mundial”, que en fecha reciente había manifestado el deseo de encontrarse con el Papa y visitar algunos dicasterios de la Santa Sede. Esta es la primera visita oficial a Roma de la denominada comunión menonita.

 

  Los menonitas se colocan en la tradición anabaptista de la Reforma. Como explica un comunicado del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, “con un término moderno podrían denominarse pacifistas”. Por su posición sobre el sacramento del bautismo, que según su opinión debía ser administrado solo a personas que pudieran decidir autónomamente, fueron objeto de persecución desde la época de la Reforma, tanto en los países protestantes como católicos. Los líderes de la “Conferencia Menonita Mundial” aceptaron en 1986 y en 2002 la invitación de Juan Pablo II para participar en los encuentros por la paz de Asís.

 

  “En el espíritu ecuménico de los últimos tiempos -dijo el Santo Padre al recibirlos-hemos comenzado a tener contactos unos con otros después de siglos de aislamiento. (…) Ya que es Cristo mismo quien nos llama para buscar la unidad de los cristianos, es justo y apropiado que menonitas y católicos hayan emprendido el diálogo para esclarecer los motivos del conflicto surgido entre nosotros en el siglo XVI. Comprenderlos es dar el primer paso hacia el restablecimiento”.

 

  El Papa subrayó que los menonitas eran bien conocidos por “su decidido testimonio  cristiano de la paz en nombre del Evangelio”. Por eso, “a pesar de los siglos de división, el documento sobre el diálogo “Llamados juntos a ser pacificadores” ha demostrado -agregó Benedicto XVI- que compartimos muchas convicciones. Ambos afirmamos que nuestro trabajo en favor de la paz está arraigado en Jesucristo”.

 

  Católicos y menonitas, dijo el Santo Padre, saben que “la reconciliación, no la violencia, y la pacificación pertenecen al corazón del Evangelio. (…) Nuestra continua  búsqueda de la unidad de los discípulos del Señor es de extrema importancia. Nuestro testimonio será perjudicado hasta que el mundo nos vea divididos”.

 

  El Papa finalizó su discurso auspiciando que esta visita “sea un paso más hacia la comprensión mutua y la reconciliación”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: