La Iglesia alza su voz para que el turismo respete la dignidad de la mujer

CIUDAD DEL VATICANO, jueves, 27 septiembre 2007 (ZENIT.org).- La Iglesia pide a individuos e instancias nacionales e internacionales un responsable compromiso de tutela y de promoción de la mujer y de sus derechos, en particular en el sector turístico.

Se hace portavoz de este llamamiento el secretario de Estado del Papa, el cardenal Tarcisio Bertone, en la carta que envía al secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Francesco Frangialli.

La Jornada Mundial del Turismo, que promueve el citado organismo este jueves con el tema «El turismo: puerta abierta para las mujeres», da ocasión al purpurado para defender la dignidad de la mujer, que en este sector representa el 46% de la fuerza laboral en el mundo.

Lamenta que, «a pesar de esta masiva y funcional presencia femenina, persista en muchos caso la segregación vertical de la mujer de la gestión directiva y de la responsabilidad organizativa del turismo».

Ello es debido a «fuertes prejuicios» que perpetúan «estereotipos y atribuciones tradicionales de papeles subalternos según el género», cosa que se registra en todas partes, con especial incidencia «en esos lugares del mundo donde la consideración moral, cultural y civil de la mujer la sitúa en condición de minoría y de fuerte injusticia», constata.

Asimismo deplora «el intolerable escándalo de cierto turismo sexual que humilla a las mujeres reduciéndolas a una situación de práctica esclavitud».

Potenciar el turismo en sus valores positivos debe involucrar a «los responsables de la Organización Mundial del Turismo, los Estados nacionales con las agencias regionales, las grandes empresas del sector, los sindicatos, las asociaciones de turismo», los propios turistas sea cual sea su religión, clase social o país de origen.

A todos ellos les corresponde –indica el purpurdo italiano– «crear estructuras y dedicar recursos económicos para proteger, para desarrollar y para mantener viva la instancia moral, cultural y social del respeto de la mujer y de su efectivo crecimiento en este sector».

«Hay que poner por obra una efectiva igualdad de los derechos de las mujeres, garantizándoles la paridad en el trabajo, la libertad religiosa, el respeto de las exigencias relacionadas con la maternidad, la correspondencia de un salario equitativamente percibido», advierte el cardenal Bertone.

Igualmente señala la necesidad de «favorecer concretamente el derecho al estudio y a la cualificación profesional de la joven y de la mujer, combatiendo con una legislación positiva y conforme toda forma de injusta explotación de su género y de indigno mercantilismo de su cuerpo».

En conjunto, se trata de emprender y desarrollar acciones para que el turismo «se oriente siempre a ser ocasión de provechoso diálogo entre civilizaciones distintas, que pueden, gracias a este afrontamiento, ennoblecerse y enriquecerse recíprocamente», sintetiza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: