Analysis Crítica – Aleida Soto Ruiz

I Título: “ El temor de Dios y la caridad: una perspectiva desde San Doroteo de Gaza “

II Autor: Manuel Cevallos Alcocer

III Año: 2006

IV Título de la revista: Ecclesia

V Volumen y número: XX, n. 4

VI El artículo al tocar el tema del respeto y la caridad, está muy relacionado a la dignidad humana debido a que el mismo presenta cómo cada ser humano debe conducirse en la vida con relación a sus semejantes. El artículo plantea que la persona que no aprenda a renunciar a su orgullo, no valorará a los que le rodean.

VII El autor presenta su artículo desde una perspectiva católico conservador, ya que se basa en una exégesis de un monje católico.

VIII Para elaborar su artículo, el autor cita y hace referencias del texto original griego en L. Regnault; J. De Preville, Doroteé de Gaza. Oeuvres spirituelles introduction, traduction et notes, CERF Paris 1963. Además utiliza las Sagradas Escrituras en varias ocasiones, especialmente el Salmo 33, del cual San Doroteo hace su exégesis.

IX La posición principal del autor está basado en el proceder del ser humano hacia el bien, en bienestar de los semejantes, mediante el temor de Dios y por el amor que a Él le profesamos.

X Resumen breve:

El licenciado en teología, Manuel Cevallos Alcocer, plantea la importancia de las

contribuciones que hicieran los Padres de la iglesia de los siglos IV y V en la formación de dogmas en la fe. Recalca en el mismo, a San Doroteo, monje del siglo VI, quien escribe su obra: “Enseñanzas Espirituales”. En esta exégesis del Salmo 33, San Doroteo presenta el tema del temor a Dios, así como las virtudes que surgen de este temor. A través de su obra este monje deja plasmada la importancia de renunciar a nuestras pasiones para lograr ser un individuo que respete y practique la caridad hacia la máxima creación de Dios: el ser humano.

Según el autor, en la obra de San Doroteo se emplean clasificaciones, distinciones, anécdotas y comparaciones de un modo particularmente dulces, los cuales logran penetrar en los corazones para lograr esa espiritualidad que todo ser humano debe poseer. En esta obra se recalcan los siguientes influjos espirituales:

  • La lucha contra el demonio, quien se manifiesta en los pensamientos y en los quereres del ser humano.

  • La obediencia a Dios requiere humildad e implica la renunciación a nuestros propios intereses.

  • El pecado es la traducción de las pasiones desordenadas.

  • Dios abandona al hombre a sus pasiones para que éste conozca y valore la paz.

  • El hombre debe reconocer que todo viene de Dios, por tanto es necesario atribuir toda la gloria a Él.

  • Cada individuo debe considerar superior sus semejantes. Mediante tal conciencia, llega a respetar y a preocuparse por los demás, evitando herir de palabra o de hechos a los que le rodean. Otra consecuencia de esta conciencia, según San Doroteo, es el cese de las maledicencias, habladurías, calumnias y todo aquello que menoscabe la dignidad de los seres humanos.

  • Una vez que el hombre desarrolla temor de Dios, procura apartarse del mal y hacer el bien.

  • La concreción del temor de Dios crea un clima de estima y respeto.

  • El temor de Dios provoca la virtud perfecta de la caridad y la benedicencia.

XI Las fortalezas del artículo se basan en los postulados bíblicos a los cuales se aferra San Doroteo. Este santo utiliza el Salmo 33 para poder llevar al lector a anhelar ser un seguidor de Cristo. Los argumentos que presenta en su obra están basados en las Escrituras, pero a la vez los va hilvando con la realidad del ser humano y sus debilidades. La forma en que el autor del artículo, M. Cevallos Alcocer, presenta sus argumentos es muy clara, a pesar de no dar mucho detalle de la obra textual a la que alude. Este utiliza un vocabulario sencillo y explícito que puede ser entendido e interpretado por cualquier lector. Así logra exponer claramente el mensaje de San Doroteo en su exégesis del Salmo 33.

XII Como debilidad del artículo opino que el autor debió haber incluido más partes de los escritos de la obra de San Doroteo para lograr que el lector pudiese comparar, analizar y llegar a unas conclusiones propias sobre su contenido, y a la vez adentrarse en la riqueza espiritual y literaria del mismo.

XIII El propósito del autor era el dejar ver el punto central de San Doroteo, éste pues logró su objetivo. Opino que el temor de Dios es la base para la sana convivencia y para la práctica de los valores en los cuales todo ser humano debe estar arraigado. Sin temor de Dios, el hombre no tendría razón para seguir unas pautas o reglas que no sólo están escritas en las Sagradas Escrituras, sino que la propia conciencia las trae a colación, precisamente por ese temor de ser apartados de la presencia de nuestro Creador y Padre. Es este mismo temor el que nos lleva a servir y a perdonar a todos nuestros semejantes y provoca renunciar a nuestras pasiones para servir a los propósitos de Dios. Cuando queremos agradar a Dios, cumplimos con su voluntad por amor, y este amor desarrolla un temor puro, genuino. Temor de Dios no es miedo a Dios, es un temor santo que nos lleva a desearlo y a obedecerle, por quien El es, no por lo El que hace.

Presentado por: Aleida Soto Ruiz

2 de septiembre de 2007

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: