Los obispos de Chile convocan un amplio diálogo sobre justicia social

«Sin justicia social no hay democracia integral»

SANTIAGO DE CHILE, miércoles, 22 agosto 2007 (ZENIT.org).- El Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile convocó este miércoles a un diálogo nacional para acercar posiciones y lograr acuerdos que permitan impulsar las medidas tendientes a una mayor justicia social.

La declaración lleva por título «Sin justicia social no hay democracia integral» y fue dada a conocer en conferencia de prensa por monseñor Cristián Contreras Villarroel, Obispo auxiliar de Santiago y Secretario General de la CECh. En el texto, los Obispos aclaran que ese diálogo debe incluir todas las miradas que busquen el progreso de nuestro país y de las familias más pobres.

A propósito del debate nacional que se ha originado en torno la equidad, los pastores señalan que «urge enfrentar como sociedad este apremiante tema de fondo» y al mismo tiempo valoran que diversos sectores del país hayan acogido positivamente el llamado que ha hecho el presidente de la Conferencia Episcopal a asumir la deuda pendiente, en cuanto a una mejor distribución de la riqueza, y la compensación ética y digna del trabajo humano.

«Interpelados por el Evangelio, por la doctrina social de la Iglesia y por el testimonio de nuestros santos y mártires, abordamos estas materias desde la misión de pastores que nos ha sido confiada».

«Lo hacemos porque a la conciencia cristiana de Chile no le puede resultar indiferente el sufrimiento de tantos hombres y mujeres –trabajadores, jubilados, pensionados y montepiados–, que no logran vivir con dignidad si no acceden a un ingreso que permita a una familia satisfacer sus necesidades básicas acordes con la naturaleza de quienes son hijos de Dios», señala la declaración episcopal.

Agregan que las decisiones económicas y las políticas públicas deben estar siempre motivadas por el bien de las personas, considerando de un modo privilegiado a los más vulnerables, a los más pobres: «No podemos resignarnos a aceptar la inequidad y la injusticia social como datos de la realidad. No podemos separar la ética de la vida ni de la economía».

Los obispos consideran imprescindible lograr acuerdos consensuados entre el gobierno y la oposición en favor de la equidad, «de modo que las políticas públicas y los emprendimientos del sector privado promuevan la creación de empleo, especialmente en los sectores más necesitados, e impulsen la productividad».

«También es necesario llegar a un acuerdo nacional que dé a la educación de calidad la prioridad que se merece. Sin estas medidas en el orden laboral y educacional no lograremos reducir substancialmente las brechas de ingreso que existen en nuestra sociedad», concluyen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: